‘Trabajando por un futuro en la biblioteca’ por David de Zaigua

Ayer tuvimos la oportunidad de conocer la primera biblioteca que Biblioworks ha ejecutado en la región de Sucre, hoy conocimos una de las más nuevas, la de Maragua.

Biblioteca escolar de Maragua
Biblioteca escolar de Maragua

A las 6:00 nos reunimos con Paola, Jhamel, Zannah y Roxana en frente de las instalaciones de la fundación. Gran parte del camino hasta Maragua no está asfaltado y es muy accidentado por eso decidimos que era mejor dejar la Zaigua reposando y acomodarnos como pudimos en un 4×4 que la ONG había alquilado para nuestro traslado. El paisaje hasta llegar al pueblo es asombroso, hay unas formaciones rocosas parecidas a las que vimos en Torotoro pero de mayor magnitud. La verdad que geológicamente lo que hemos conocido de Bolivia es impresionante. Nuestro experimentado conductor, don Sergio, hizo que llegáramos a Maragua en apenas una hora y media, si nosotros hubiéramos traído la Zaigua seguro que hubiéramos tardado una hora más.

Niñas disfrutando el sol
Niñas disfrutando el sol

La biblioteca es espaciosa y tiene una gran cantidad de materiales nuevos, recientemente la embajada de EEUU ha realizado una donación de libros y hoy una de las tareas era codificarlos y organizarlos. Además de libros, la biblioteca cuenta con posters, juegos, CD´s interactivos y otros materiales para atraer a los escolares hasta este punto de conocimiento.

Roxana capacitando los bibliotecarios

Roxana capacitando los bibliotecarios

Una de las características de esta biblioteca son los bibliotecarios. Son todos alumnos voluntarios de secundaria que se turnan semanalmente de 17:00 a 19:00 para atender a los usuarios. Después del almuerzo, Roxana se reunió con los 9 voluntarios y durante varias horas estuvieron identificando las problemáticas que se habían encontrado durante los primeros meses de funcionamiento de la biblioteca y buscando soluciones para solventarlas. Habían encontrado dificultades con el horario (querían que se extendiera), la disciplina (uso de celulares) y la afluencia (necesitaban que acudieran más padres y alumnos). En una dinámica charla en la que todos participaban, Roxana les fue enseñando como ellos debían de organizarse para trabajar en equipo y solucionar estos y otros futuros problemas por ellos mismos. Esto es algo muy importante, la biblioteca es una realidad gracias al esfuerzo de muchas donaciones pero luego los mismos alumnos y personal educativo son los que tienen que organizarse para su buen funcionamiento.

Para leer más por favor visita la página de Zaigua: http://www.zaiguaweb.com/2013/08/27/trabajando-por-un-futuro-en-la-biblioteca/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply